Vida Personal

Intento de Pintura Surrealista

Amo con toda el alma a dos pintores: Remedios Varo y Salvador Dalí. De hecho estoy segura que los conocí en alguna vida, ya que especialmente de ellos dos, sus obras me da un no-se-que de nostalgia que no sabría explicar en palabras. De alguna manera mi aprecio y amor por sus obras se ven reflejadas en mi estilo, si ves con curiosidad algún detalle de mis piezas encontraras pequeños simbolismos o detalles escondidos que se parecen en estilo o forma.

Hace unos años atrás, antes de terminar la carrera de Diseño de Moda, me dió la curiosidad por hacer pintura sobre lienzo. En Mérida, donde vivo, es todo un reto lanzarse a hacer pintura si no tienes conocimientos del tema, si no vas a cursos o clases de pintura. Son contadas las tiendas de arte y las que hay son muy caras (para una estudiambre como yo en ese momento) entonces para esos tiempos me lancé a la vieja confiable: el centro.

En el centro de Mérida pude encontrar un tesoro de tienda perdida en la calle 65 con 58 y 56. El Nuevo Fenix, ahí encontré los bastidores más baratos y ya listos para ser pintados (con gesso y toda la cosa). Compré unas cuantas pinturas en acrílico, una que brilla en la oscuridad, y unos pinceles. ¡Y puse manos a la obra!

(Universo en sus manos, pintura en acrílico y tela sobre lienzo)

La magia comenzó cuando puse de fondo esta obra de arte: Two Steps From Hell – Heart of Courage  hazme caso en esto por favor, no hay nada que pueda destruir tu inspiración si tienes esta canción de fondo. La llamo mi arma secreta, ya no tan secreta jeje, de nada.

Lo especial de esta pintura fue la selección de colores, ese rojo con negro, con el verde azulado combinado con tela traslúcida que me sobró de algún vestuario y el dorado sacado de vinilo imitación cuero (de tapicerías Farah, igual en la calle 65 del centro).

(detalle de la tela, pegada con pegamento extra fuerte de Fantasías Miguel)

Te seré franca, la mayoría de los artistas cuando hacen sus piezas no saben 100% el significado de ellas. Lo van haciendo casi como por «inspiración divina», las formas, las emociones y los simbolismos parecieran salir «de la nada». Luego es cuando el artista da unos pasos atrás para ver la pieza finalizada, y se dice a si mismo «¿ahora cómo justifico esto?» y es ahí cuando el artista se sienta con su libretita y comienza a escribir una larga y muy fumada justificación de su obra de arte (mi consejo: no te creas todas las justificaciones de las obras contemporáneas, solo por si acaso).

Digo esto porque el segundo cuadro no se realmente qué significa, puedo dar mil ideas y justificaciones bien fundamentadas pero cambian cada vez que vuelvo a ver el cuadro. Y creo que esto lo hace más interesante ¿qué significa para ti?

(Universo en su corazón, pintura en acrílico sobre lienzo)
(Universo en su corazón, detalle del corazón)

Y el tercer cuadro no solo es el más oscuro y pesado, sino que es la que se llevó toda mi inspiración por varios años, literal. Después de este cuadro tuve el bloqueo creativo más largo que he tenido hasta ahora: de 4 años. Busqué las razones y entre ellas encontré que pudieron ser astrológicas o psicológicas… jeje. 

Es casi cómico como pareciera que pintaba mi propia creatividad desvaneciéndose dentro de la sombra de la noche… o de mi propia sombra. Me encantaría saber tu opinión acerca de la experiencia que tuve con la pintura.

¡Gracias por leerme!

Con cariño, Charm D.

También puede gustarte...