Mundo Wyrd

Creando el Oráculo Bordado Mágico

«No dudes de tu magia, todo lo que hagas con tu intuición, es tu bruja interna haciéndolo».

Palabras de una sabia bruja, que llevo en mi corazón, en todo lo que hago.

Hacer un proyecto de este tamaño y exigencia de calidad definitivamente no es pan comido. Y esto lo sabía muy bien desde el inicio, lo que aumentó mi ansiedad y ganas de hacerlo (jajaja!) Desde que tengo memoria las cartas son algo muy especial para mí, me acuerdo de «jugar al tarot» con los naipes de mi padre, «visualizando» el futuro de mis amiguitos ¡Qué bellos recuerdos me vinieron a la mente al comenzar a idear mi propio oráculo!

Todo comenzó al bordar los primeros pedidos de Wyrd Embroidery y recibir los comentarios de quienes adoptaban las piezas. El ver cómo mis bordados afectaban positivamente a quienes los adoptaba me llenaba de inmensa alegría. Poco a poco mi esencia fue comprendida y personas que no había visto en años o desconocidos comenzaron a acercarse con curiosidad y en busca de una guía. Aún siendo una bruja bebé vi una oportunidad de crecimiento al poder practicar mis lecturas con distintas personas, y de ahí comenzaron a salir «los mensajes del oráculo».

Fue un viaje a Tulum cuando la idea surgió. El mar frente a donde acampábamos estaba llena de sargazo, lo que nos impedía estar «todo el día en nadando». Lejos de la sociedad, el ruido y la tecnología los días se llenaban de introspección, la calma me hacía visualizar cómo se vería Wyrd Embroidery en el futuro, y el ambiente se tornaba en una invitación para sacar toda la creatividad y todos los sueños dentro uno.

El momento fue así, todos dormían su siesta, acababa de lloviznar y mi mente estaba dando vueltas y vueltas. Estaba acostada en la arena haciendo figurillas con unos naipes que nos habían regalado. Me acuerdo pensar que me encantaba la calidad y ligereza de las cartas, y ahí nació la idea. Ahí me dije «esto voy a hacer», no naipes claro, jajaja. Un oráculo bordado.

Días más tarde me llegó una fuerte racha de inspiración cerca de la luna llena de octubre, me entró la gran necesidad de hacer realidad este sueño que llevaba guardado. Fueron varias horas llenas de inspiración y mil emociones, escribí los 17 mensajes, asustada por la rapidez de las ideas pero emocionada al ver que salían directo de mi corazón.

Pensé mucho en la cantidad de cartas, mi ego pedía más pero sabía que era 17 mensajes el número perfecto, y más cuando vi su significado en numerología (número de iluminación o guía,  luz ante dificultades) me quedó claro que es el numero ideal para este set. Luego comencé a trazar los primeros bocetos de los mensajes, intencionando con mi energía, concentrada en su mensaje, conectando con la intuición y visualizando cómo sería en bordado y en la carta final. Diseñando con el alma, de manera que las imágenes pudieran dar espacio a la meditación, representación personal y que pudieran las cartas, por si solas, dar varios mensajes. Exhausta, así terminó el primer día.

Del boceto al diseño digital.

Al día siguiente empecé los bordados. Sinceramente en este momento me dio un poco de miedo, ya que parecía una apuesta con los ojos vendados. Los pude hacer sólo con la confianza en la visión, esperando que sí se pudiera lograr y que no quedara en un sueño perdido. ¡No hay tiempo que perder es ahora o nunca! Seguí bordando, dejando una parte de mí en cada hilo, en cada trazo, imaginando cómo podría ayudar con estos mensajes y llenar de buena energía a alguien. Me llenó de emoción.


Días pasaron y llegó el momento de crear las cartas. Retraté los bordados en fotografías con distintas opciones de cámaras e iluminación, y comencé con las ideas en papel de cómo quedarían las cartas. Luego pasé estas ideas y fotografías a varios programas y luego imprimí 3 sets de cartas para darme cuenta que el resultado y el lugar donde lo imprimí no era el que me había visualizado 😭

Primeras variantes del Oráculo Bordado y set final.

Este momento ya lo conocía, un sabor de boca amargo, un momento de ansiedad y frustración «Vamos Charm, tienes que seguir…» voces se unieron para animarme, igual que el apoyo incondicional de mi esposo. «Ok, vamos a seguir.»

Con poco dinero y pocas esperanzas seguí el sueño, y fue algo de esta desesperación lo que me empujó a encontrar la imprenta «súper estrella ideal». Pude aguantarme el miedo por un momento y presentarme segura del proyecto. El lugar era perfecto, el mejor trato y la mejor energía. Todos felices y contentos trabajando. Me escucharon con curiosidad las ideas y me apoyaron con sus propias ideas. ¡Fue muy bello el momento!

Luego fueron las largas horas de esperar la cotización, en ese lugar no se especializan en este tipo de proyecto, por lo que esto aumentó la cantidad mínima de producción y… el costo. El mínimo quedó en 300 set de cartas, siendo mucho para el inicio y aumentando mucho el precio.

Pensé que tal vez no era el momento, tal vez era muy rápido o tal vez no era para mí. Me calmé un poco y me dije a mi misma «lo bueno llega a su tiempo» ya había aceptado que el oráculo bordado nacería eventualmente, solo que tal vez en unos 5 o 10 años.

Siempre me sorprende el universo y su manera de expresar los destinos de uno, todo a mi alrededor hablaba de retratar los mensajes, de expresar, de guiar. A los pocos días y sin buscarlo encontré una imprenta de cartas, más pequeña pero a la par mil veces más prometedora y con todo lo que esperaba: buenas personas, buen ambiente, creativos y que entienden a las pequeñas marcas. Todo quedó exacto como visualizaba, unos cambios aquí y allá, algunas mejoras en el diseño y ¡voilà!

Definitivamente este es un inicio de mil proyectos más, este paso me abre grandes posibilidades y mucho crecimiento. Estoy inmensamente agradecida por todas las personas que han hecho posible este sueño, desde sus ánimos, apoyo y todas aquellas brujas y brujos que han creído en mi sueño y han adoptado piezas Wyrd E. Este sube y baja de emociones que he tenido estos días me habla de lo importante que es, esto que estoy haciendo, para mi misión en la vida y solo puedo estar mil veces agradecida con todxs ustedes!

¡Gracias!

También puede gustarte...