Mundo Wyrd Vida Personal

Así nace una marca

Hola queridx viajerx, primeramente muchas gracias por leerme. Esta historia (muy larga pero trataré de acortarla de alguna manera chistosa) comienza como siempre comienza, desde la infancia:

Desde pequeña he sido una criatura imaginativa y energética, mis días estaban llenos de ensueño, travesuras, hadas y brincos alegres. Crecí en un ambiente muy artístico, con lo bueno y lo malo de esto (pinturas y piezas de esculturas por la sala y comedor que me prohibían tocar; miedo de bajar las escaleras en la noche ya que la escultura que mi padre medio terminada estaba justo en el pasillo de la escalera… ¡y te prometo que sentía cómo se movía! y bueno entre otras cosas…) Y como económicamente no nos iba tan bien aprendí de alguna manera que el camino del arte no era para mí.

Al crecer pasé de gustos a gustos, hobbies a hobbies, y por lo tanto de carrera a carrera: composición, piano, ingeniería, y finalmente diseño. Diseño de Moda fue la carrera ganadora que elegí, no me arrepiento para nada ya que ahí conocí a las personas mas hermosas del mundo. 

Como te comenté, ¡en serio estoy tratando de acortar la historia! pasaré unos cuantos años y tropiezos…

Finalmente en el año 2018, después de muchas subidas y bajadas, realizaciones personales, marcas fracasadas, mucha terapia y reencuentro de mí misma, decidí dejar mi marca de ropa CARMEN DE URQUIJO, dejar muchas máscaras que tenía y comenzar mi camino como artista y artesana. 

Al comenzar a idear el proyecto Wyrd de alguna manera junté todo lo que había aprendido con mis marcas anteriores, los consejos de mis padres como artistas, los sueños de aquella niña imaginativa y energética que sigue en mi interior, y las enseñanzas de mis abuelas, de Soledad el bordado y de Flor la practicidad.

Puedo decir con certeza que me siento completamente feliz y realizada cada momento que estoy haciendo una pieza de Wyrd. Me siento en casa, radiante y comprendida. Tengo mil metas por cumplir y cada día más ideas (bueno cada noche ya que de la nada mi cerebro burbujea de ideas justo cuando planeo dormir jajaja). Nada de esto lo hice sola, fue gracias a las personas que tanto han creído en mis locuras y le han dado cuerda, gracias a mis clientes que han terminado siendo mis amigos. Gracias a mi esposo, mi animador numero uno, que se llena de ilusión cada cuando le traigo otro producto mágico o idea creativa. Gracias a mis almas gemelas: Sophie, Evans, Pame, Leto, Grisi, Libby, Angie y Sandy. Gracias a Yaremi y Majo por regresarme la magia, y bueno mil gracias más a ustedes que han leído hasta aquí, esta historia tiene varios capítulos y yo ando muy inspirada en contar más!

Con cariño,

Charm D. 

También puede gustarte...